domingo, 29 de septiembre de 2013

Mauro

Se sentaba los miércoles y los viernes en el aula de la planta alta del hogar esperando a los profesores. 
FinEs de septiembre. Eran varios siempre. Él encabezaba el pedido de -queremos tener clases Romina!-

El miércoles Romina me llama desesperada porque ya estimaban armar un piquete en 7 y 33. Si, es allí donde deberían ir a reclamar. (De hecho fueron los estudiantes de la boyera este último viernes). Y no a Desarrollo Social. Es en sede de adultos donde designan o no...a los profesores. Qué manera de destruir un programa que devuelve derechos!

Y el último miércoles Mauro calma a Romina, en la oficina de la planta baja del hogar, donde esta el teléfono. Hogar es Pantalón Cortito un enorme espacio con personería jurídica que desde hace mas de 20 años, si! en los 90 cuando ni vos ni yo podíamos pensar más que en el siguiente día (en términos de esperanza) ya habla gente con ganas de transformar la realidad de los pibes del barrio, pensando en esto de la educación popular. Ni vos ni yo sabíamos de eso.

Ese miércoles trataba de sostener a Romina, yo desde casa, diciéndole que el viernes va a haber acto publico. Esperemos a ver si toman las horas!
Y del otro lado en la oficina, Mauro era la voz de sus compañeros.
Todo esto lo se porque Romi me lo contó después de la muerte de Mauro. Si vieras negri el muro de Mauro (en el facebook) el realmente quería irse con los amigos.

Hernán y Nicolás estaban sentados también en 3ro 1ra (al principio del cuatrimestre de 2013) ellos tres tenían 19 años eran amigos y un sábado de marzo salen a boludear en la moto, creo que era la madrugada, no se si habían ido a algún sitio, pero lo cierto es que en 137 y 529 chocan con una camioneta. (Podes googlearlo, sale en las noticias.) Seguro no llevaban casco ninguno, pero se que iban los 3. Allí muere Hernán en el acto, era el que manejaba la moto. Nicolás al rato en el hospital y Mauro se salva.

Yo no se que hubiéramos podido cambiar de esta historia, me lo pregunto todos los días desde el martes en que Romi me llama llorando.-¡No te entiendo Romi, no llores mas y contame!.
Escuchar que un joven se ha quitado la vida, para toda persona es profundamente doloroso. Es a quien no pudimos llegar, es a quien no pudimos escuchar, es a quien no pudimos mirar. Y ver, que detrás de esa miraba había dolor y culpa por haber sobrevivido a sus amigos en aquel accidente.

Bueno es difícil, nosotros creemos en la educación, en ese lugar donde las relaciones humanas son posibles, donde se construye el aprendizaje día a día, donde la igualdad es posible. Donde Paula mi compañera, gran compañera y maestra...me dijo -Y la escuela hubiese sido una oportunidad no me cabe dudas Marcela.

Y que te puedo decir... la lluvia borra la maldad y lava todas las heridas de tu alma...canta el flaco. Creeme que hoy llueve y aun duele, bastante.

Me preguntaste, si lo había visto. Nunca, solo escribí su nombre varias veces. Pero no es eso, es que un cacho de mi esperanza, la que concentramos al pertenecer a un tiempo que vuelve a creer, un poco se ha partido.
Hoy.
Comprender la dimensión humana de esta realidad burócrata es posible (también transformarla). Y entender la dimensión institucional centrada en la responsabilidad pública es tarea para el hogar.

El mejor homenaje a Mauro, pensándolo en términos concretos es que el martes todas las sede vuelvan a tener clases.
Y empezar a estar atentos, volver la mirada a todas las caras que llevan números o títulos.
Hoy es poco.
Pero es aprendizaje. No por doloroso, sino por Compasión. Y compasión también es una categoría política. No tan solo porque lo haya dicho la Jefa.
Porque es pensar al otro.

Ese otro que no sos más que vos mismo.

sábado, 23 de octubre de 2010

Culpa

Me pasa que después de unos días de la muerte de Mariano Ferreyra, y de leer algunos post, notas, ver segmentos de programas, escuchar otros, en fin.... todos con el denominador común de encontrar a los culpables materiales e ideológicos, (por supuesto es lo que debe pasar). Y además de encajarle la culpabilidad a los K o a los D (me reservo el cometario), también sentí que me cabía culpabilidad. No se si esto es obvio, pero lo pongo en palabras. Pues esa culpabilidad, que además me trajo tristeza, es por compartir un tiempo y espacio común. Es como si una parte propia ya no estuviera. Y que debería estar allí. Y eso lastima. Individualmente como persona y colectivamente como sociedad. Que necesita reconstruirse democráticamente y solo da pasitos. Pero es algo.

Esa culpa no se refiere simplemente al militante que debería haber seguido militando y que ya no está ahí. Culpa egoísta, porque "yo" no lo hago.

Es mas profundo y remite a Ser Persona. A la Humanidad que nos comprende como parte y todo al mismo tiempo. Por eso duelo lo que pasó y porque no debió haber pasado nunca. Por eso (para mí) duelo tanto Darío y Maxi, Cromañon, la AMIA, los 30mil, y tantos mas....Y aunque esa mirada de humanidad sea solo a través de la mirilla de la cerradura comparada al sentido de responsabilidad que le caben a los que apretaron del gatillo, o a los que dieron la orden; se que ese pequeño lugar es la llave de entrada al sentimiento que reconstruye vínculos tanto como personas, tanto como pueblo que necesita una mirada pequeña pero profunda al interior mismo de su propia existencia.

domingo, 21 de marzo de 2010

Bosque invertido















Bosque invertido

Este trabajo fue parte de una serie de experiencias que realizamos con los integrantes de mi grupo de exposición La Diga. El resultado no fue pensado de antemano, sino producto de los que llamamos proceso de trabajo. Con el grupo empezamos a hacer a principio de año, objetos en volumen con la idea de dejarlos sin terminar, y pasárnoslos a cada uno. Y cada uno le fue agregando lo que le parecía, hasta terminarlos. (Tomamos la idea de cadáver exquisito de los surrealistas).
Luego para la exposición había que elegir el objeto que más nos gustaba y dibujarlo.
Yo elegí, al árbol. Y se me ocurrió tomar como idea al árbol genealógico, porque en la escuela donde trabajo estamos tratando de incluir al árbol genealógico para tratar el tema de Identidad con los niños.
Empecé a investigar y descubrí que en genealogía existe el árbol ascendente y descendente. Es ascendente cuando los hijos, que serían el tronco buscan hacia arriba en las ramas, a sus padres, luego abuelos y así sucesivamente. Luego, tomé la idea de hacerlo invertido. En este caso, teniendo en cuenta que los hijos no son los que buscan a sus familiares, son los distintos integrantes (las distintas ramas del árbol), de la familia, los que los buscan a ellos (abuelas, hermanas, tíos). La idea del árbol al revés, proviene del árbol erigido en el Parque Alberti de la Memoria
Para hacerlo situado en la realidad, tomé de los mail, que llegaban en forma masiva, tres búsquedas distintas: la de Clara Anahí, Rosita y Mariana.
Entonces armé un pequeño bosque, con tres árboles invertidos principales que son de las personas que antes nombré y otros secundarios.
Las cajas en los árboles, tiene que ver con lo que le agregó uno de los chicos del grupo al árbol cuando le tocó: El pensó en los altares (las casitas) donde se coloca al Gauchito Gil para venerarlo. Haciendo con las cajas un altar, simplemente para el árbol.
Y en esas cajas fue donde escribí, en vez de los pedidos al santo, los pedidos de ayuda de los familiares, sobre el paradero de las tres chicas, que también los tomé de estos mail, y que me impactaron tanto.
Después aparece la idea de ubicarlos en un cielo celeste tanto a los papás que aún hoy están desaparecidos, como a las hijas buscadas como intentando dar sensación de claridad, de luz de día, en vez de colocar las ramas en la tierra, sin aire.
Bueno, mi trabajo tuvo como finalidad, hacer presente a estas tres familias, con los tres árboles llenos de verde y de luz, y poder hacerlo con el mayor respeto hacia cada una de ellas.

Marcela

domingo, 25 de octubre de 2009

Gotas de Familia



Stop Motion realizado por los alumnos de Taller 09
de la Escuela de Estética N°2 La Plata.
Área de Plástica Tridimensional.

Entradas populares